Derecho a una vida libre de violencia

 

NUEVA LEY 26.482 (B.O. 27/12/2012) Modifica le ley 26.364, Código Penal y Código Procesal Penal


 

 

TRATA DE PERSONAS EN LA ARGENTINA 

MISIÓN A ARGENTINA de la Relatora Especial del Consejo de Derechos Humanos (ONU) sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños (6 a 11 de septiembre de 2010): Informe  A/HRC/17/35/Add.4

POWERPOINT DE LA CONFERENCIA  SOBRE VIOLENCIA DE GÉNERO Y TRATA DE PERSONAS

LEY 26.364 PREVENCIÓN Y SANCIÓN DE LA TRATA DE PERSONAS Y ASISTENCIA A SUS VICTIMAS Sancionada: 09/04/2008 – Promulgada: 29/04/2008 – Publicada: 30/04/2008 (Disposiciones Generales. Derechos de las Víctimas. Disposiciones Penales y Procesales. Disposiciones Finales)

Manual de intervención en casos de Trata de Personas en Argentina – Protocolo Práctico de Actuación de Autoridades Judiciales, Ministerios Públicos y Fuerzas de Seguridad (Unidos por la Justicia)

Manual para la lucha contra la trata de personas. Programa mundial contra la trata. OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS CONTRA LA DROGA Y EL DELITO (UNODC)

 


Mediante el término “trata” se expresa el comercio de seres humanos ya sea de niños, mujeres u hombres, con fines de explotación.

Definición de trata de personas incluida en el “Protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños”, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional – aprobados y ratificados por la República Argentina Ley 25.632

Para el mencionado Protocolo, la trata de personas significa: la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concepción o recepción de beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los servicios o trabajos forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos


Es un delito contra la persona (que implica la violación de sus derechos humanos) y comprende tres elementos:
♦ Actos: reclutamiento, traslado (dentro del mismo Estado o con cruce de fronteas) y recepción
♦ Medios comisivos: menaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concepción o recepción de beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra
♦ Finalidad:  explotación

Debe diferenciarse el concepto de la “trata de personas” del “tráfico ilícito de migrantes”.
Pues el “tráfico ilícito de migrantes” es la “facilitación de la entrada ilegal de una persona en un Estado Parte del cual dicha persona no sea nacional o residente permanente con el fin de obtener, directa o indirectamente un beneficio financiero u otro beneficio de órden material”. El tráfico es un delito contra el Estado y una infracción a la legislación migratoria.

La trata de personas puede ser interna, sin cruce de fronteras internacionales (nacionales en el territorio nacional) o internacional (extranjeros en un país del que no son nacionales).
Adviértase que en este último caso, la trata puede incluir tráfico, aunque también es habitual que las personas extranjeras, explotadas con posterioridad, hayan ingresado legalmente al país.

 


Antecedentes nacionales: En 1957 Argentina ratificó el Convenio para la represión de la trata de personas y explotación de la prostitución ajena (ONU 1949)

Argentina ratificó la Convención contra la delincuencia organizada transnacional, mediante la ley 25.632 del 1/8/2002, promulgada el 29/8/2002 y publicada en el B.O. del 30/8/2002.

 La Ley 25.632 aprueba la citada Convención y sus protocolos complementarios para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños y contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, mar y aire.
“ARTICULO 1° — Apruébase la Convención Internacional contra la Delincuencia Organizada Transnacional, que consta de cuarenta y un (41) artículos, y sus protocolos complementarios:

A) para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que consta de veinte (20) artículos, y

B) contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, mar y aire, que consta de veinticinco (25) artículos y cuyas fotocopias autenticadas forman parte de la presente ley. “

El “Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas particularmente mujeres y niños” complementa la Convención contra la delincuencia organizada transnacional
Artículo 3 del Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas particularmente mujeres y niños: Definiciones
“Para los fines del presente Protocolo:
a) Por “trata de personas” se entenderá la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos;
b) El consentimiento dado por la víctima de la trata de personas a toda forma de explotación intencional descrita en el apartado a) del presente artículo no se tendrá en cuenta cuando se haya recurrido a cualquiera de los medios enunciados en dicho apartado;
c) La captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de un niño con fines de explotación se considerará “trata de personas” incluso cuando no se recurra a ninguno de los medios enunciados en el apartado a) del presente artículo;
d) Por “niño” se entenderá toda persona menor de 18 años”.

En el artículo 3 del Protocolo, se establece que se entenderá por trata de personas:
►La captación, el transporte, el traslado, la acogida o recepción de personas
►Recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaños, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra
►Con fines de Explotación

Fines de explotación:
Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.

Tendencias actuales: Globalización del delito, aumento de la explotación sexual, esp. de mujeres, niños y niñas, comercialización de los órganos.
El Protocolo penaliza la trata como
►Un solo delito
►Una combinación de delitos

Obligación asumida:
►Penalizar la trata como una combinación de elementos constitutivos
►No de elementos en si
Toda conducta que combine cualquiera de las acciones y medios enumerados y se lleve a cabo con algunos de los fines enunciados debe penalizarse como trata

En la trata de personas se combinan 3 ELEMENTOS CONSTITUTIVOS: ACTOS + MEDIOS + EXPLOTACION

ACTOS: CAPTACION, TRANSPORTE, TRASLADO, ACOGIDA, RECEPCION DE PERSONAS

MEDIOS COMISIVOS:  AMENAZA, USO DE LA FUERZA Y/O OTRAS FORMAS DE COACCION; Y/O EL RAPTO Y/O EL FRAUDE Y/O EL ENGAÑO Y/O EL ABUSO DE PODER Y/O EL ABUSO DE UNA POSICION DE VULNERABILIDAD Y/O CANCESION O RECEPCION DE PAGOS O BENEFICIOS
PARA OBTENER EL CONSENTIMIENTO DE UNA PERSONA QUE TENGA AUTORIDAD SOBRE OTRA

EXPLOTACION: DE LA PROSTITUCION AJENA U OTRAS FORMAS DE EXPLOTACION SEXUAL Y/O TRABAJOS O SERVICIOS FORZADOS Y/ESCLAVITUD O PRACTICA ANALOGAS A LA ESCLAVITUD Y/O KA SERVIDUMBRE Y/O EXTRACCION DE ORGANOS Y/O OTROS ASPECTOS
La trata puede ser:

►Interna: Sin cruce de fronteras internacionales. Nacionales en el territorio nacional
►Internacional: Extranjeros en un país del que no son nacionales. En este caso la trata puede incluir tráfico

ATENCION: aunque es frecuente que las personas extranjeras posteriormente explotadas hayan ingresado legalmente al país

Diferencia con el tráfico ilícito de migrantes: Art.3 del Protocolo contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, Mar y aire, que complementa la Convención de ONU contra la Delincuencia Organizada Transnacional. Es un delito contra el Estado. Una infracción a la ley migratoria. Consiste en la facilitación de la entrada ilegal de una persona a un Estado Parte del cual dicha persona no sea nacional o residente permanente
Fin: obtener un beneficio financiero u otro beneficio de orden material

En la trata de personas, hay comercio de seres humanos: MUJERES, NIÑOS y HOMBRES
Con fines de explotación Es un delito contra las personas (violación de Derechos Humanos)

 


OIM Organización Internacional para las Migraciones: La OIM tiene por mandato promover la migración ordenada y humana de personas, ayudar a proteger los derechos de los migrantes y cooperar con sus Estados Miembros para encarar los problemas relacionados con la migración.

Uno de los principales desafíos para la OIM y sus Estados Miembros es luchar contra la trata de personas, puesto que es una forma de migración irregular cuyos fines de explotación implican la violación de los derechos humanos de los migrantes. PUBLICACIONES OIM


La trata de personas ha sido reconocida por la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer (también llamada Convención de Belém do Pará) como una de las formas de violencia contra la mujer (art.2), porque la mayoría de sus víctimas son mujeres y niños.

El derecho a una vida libre de violencia comprende el ejercicio de la sexualidad y la reproducción sin coacción de ningún tipo que atente contra la dignidad y la libertad.

 Por violencia sexual se entiende el uso de la fuerza física, psicológica o moral, con el fin de lograr una respuesta sexual contra la voluntad de una persona.

 La trata de personas es una de las expresiones de la violencia sexual; aunque es fundamental aclarar que la trata de seres humanos suele implicar -además de la explotación sexual- una gran variedad de actividades criminales -entre ellas, el secuestro, la violación, la reducción a la servidumbre y la privación de la libertad. La trata no se limita a la industria sexual, sino que abarca el trabajo forzado y supone infracciones importantes de las normas laborales, la salud pública y los derechos humanos.

Artículo 2 de la Convención de Belém do Pará:   Se entenderá que violencia contra la mujer incluye la violencia física, sexual y psicológica:

►que tenga lugar dentro de la familia o unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio que la mujer, y que comprende, entre otros, violación, maltrato y abuso sexual;
►que tenga lugar en la comunidad y sea perpetrada por cualquier persona y que comprende, entre otros, violación, abuso sexual, tortura, trata de personas, prostitución forzada, secuestro y acoso sexual en el lugar de trabajo, así como en instituciones educativas, establecimientos de salud o cualquier otro lugar, y
►que sea perpetrada o tolerada por el Estado o sus agentes, dondequiera que ocurra.

 


 

También en el ámbito de la Organización de Estados Americanos (OEA), conforme a lo dispuesto por la resolución AG/RES. 2019 (XXXIV-O/04 y como resultado de la labor de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), con el apoyo financiero del Gobierno de los Estados Unidos, se ha establecido en la CIM el cargo de Coordinador sobre el Tema de la Trata de Personas. La respectiva unidad se encarga de coordinar las actividades contra la trata de personas en la OEA. El Coordinador de la OEA sobre la trata de personas, especialmente mujeres, adolescentes, niñas y niños, comenzó sus actividades en el verano boreal de 2004.

INFORME ANUAL SOBRE EL COMBATE CONTRA EL DELITO DE LA TRATA DE PERSONAS, ESPECIALMENTE MUJERES, ADOLESCENTES, NIÑAS Y NIÑOS EN LAS AMÉRICAS

 

 


 

En el marco del MERCOSUR, la Reunión de Altas Autoridades Competentes en Derechos Humanos y Cancillerías del MERCOSUR y Estados Asociados (RADDHH) emitió las Recomendaciones sobre derechos y asistencia a las niñas, niños y adolescentes víctimas de trata, tráfico, explotación sexual y/o venta. Decisión Nº 1. La ponencia fue presentada en el mes de marzo de 2006 en el marco de la III Reunión realizada en Buenos Aires, donde comenzó su análisis y evaluación, hasta su aprobación

Descargar – La Reunión de Altas Autoridades Competentes en Derechos Humanos y Cancillerías del MERCOSUR y Estados Asociados (RADDHH) fue creada el 16 de diciembre de 2004 (Decisión del Consejo del Mercado Común MERCOSUR/CMC/DEC. Nº 40/04: CREACIÓN DE LA REUNIÓN DE ALTAS AUTORIDADES SOBRE DERECHOS HUMANOS DEL MERCOSUR) durante la Cumbre Presidencial de Ouro Preto (Minas Gerais) y comenzó a funcionar en mayo de 2005 como un foro interestatal para el análisis y definición de políticas públicas de derechos humanos. La integran los representantes de los países miembros, es decir Brasil, Uruguay, Paraguay, Venezuela y Argentina; y los países adherentes Colombia, Chile, Perú, Ecuador y Bolivia). Documentación.

 


NACIONES UNIDAS (ONU):

A/RES/64/293. Plan de Acción Mundial de las Naciones Unidas para combatir la trata de personas – 12/8/2010

RELATORA ESPECIAL DEL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS DE NACIONES UNIDAS SOBRE LA TRATA DE PERSONAS, ESPECIALMENTE MUJERES Y NIÑOS:

  1. 1. Estudio temático de la relación entre la trata de personas y la demanda para la explotación sexual con fines comerciales: E/CN.4/2006/62 – 20/2/2006: Informe de Relatora Especial
  2. 2. Estudio temático de los matrimonios forzados en el contexto de la trata de personas: A/HRC/4/23 – 24/1/2007: Informe de la Relatora Especial al Consejo de Derechos Humanos
  3. 3. Identificación, protección y prestación de asistencia a las víctimas: A/64/290 – 12/8/2009: Informe de la Relatoria Especial a la Asamblea General
  4. 4. Análisis temático de la prevención de la trata:  A/65/288– 9/8/2010: Informe presentado por la Relatora Especial a la Asamblea General
  5. 5. Análisis temático del derecho de las víctimas a un recurso efectivo: A/66/283 – 9/8/2011: Informe presentado por la Relatora Especial a la Asamblea General

Misiones a Argentina y Uruguay de la Relatora Especial sobre TRATA de Personas, especialmente mujeres y niños (ONU)

Informes Internacionales de la Relatora Especial sobre Trata de Personas Joy Ngozi Ezeilo – 26/5/2011:

MISIÓN A ARGENTINA: A/HRC/17/35/Add.4 

MISIÓN A URUGUAY: A/HRC/17/35/Add.3

Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (art.6)

Recomendación General N°19  del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer: párrs-13/14/15 

Observaciones Finales sobre Argentina del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer: CEDAW/C/ARG/CO/6 – 16/8/2010 (párrs.7, 29,45)

Observaciones Finales sobre Argentina del Comité de Protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares: CMW/C/ARG/CO/1 – 23/9/2011 (párrs.22, 31-32)

CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO: arts.34 y 35

PROTOCOLO FACULTATIVO SOBRE LA VENTA DE NIÑOS, LA PROSTITUCIÓN INFANTIL Y LA UTILIZACIÓN DE NIÑOS EN PORNOGRAFÍA: Los artículos 34 y 35 de la Convención sobre los Derechos del Niño establecen que los Estados Partes deben proteger a niñas y niños de todas las formas de explotación y abusos sexuales y adoptar todas las medidas posibles para asegurar que no sean secuestrados, ni vendidos, ni que se trafique con ellos. El Protocolo Facultativo de la Convención relativo a la venta de niños, prostitución infantil y la utilización de los niños en pornografía complementa  la Convención al exigir a los Estados una serie requisitos para poner fin a la explotación y el abuso sexuales de la infancia. También protege a niñas y niños de la venta con objetivos no sexuales, como otras formas de trabajos forzados, adopciones ilegales o donación de órganos.

El Protocolo define delitos como “venta de niños”, “prostitución infantil” y “pornografía infantil”. También se exige a los Estados Partes la criminalización y castigo de las actividades relacionadas con estos delitos. Exige el castido no solamente para las personas que ofrecen o entregan niños y niñas para explotación secual, transferencia de órganos, obtención de beneficios o trabajos forzados, sino también para todo el que acepte a un niño o niña destinado a esas actividades.

El Protocolo también contempla la protección de derechos e intereses de víctimas infantiles. Los Estados Partes deben proporcionar los servicios jurídicos y de otro tipo de apoyo.

En el Caso Forneron e hija vs.Argentina: Fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos 27/4/2012, la CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS ha condenado a Argentina, entre otras cuestiones, por no haber tipificado la venta de niñas, niños y adolescentes, incumpliendo así con la obligación general de adecuar la normativa interna a los parámetros establecidos en un tratado ratificado por el Estado; en este caso al art.35 de la Convención sobre los Derechos del Niño, conforme al cual los Estados Partes tomarán todas las medidas de carácter nacional, bilateral y multilateral que sean necesarias para impedir el secuestro, la “venta” o la trata de niños para cualquier fin o en cualquier forma.

  • “La obligación de adoptar todas las medidas para impedir toda “venta”, incluyendo su prohibición penal, está vigente desde el momento en que Argentina ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño en 1990”, expresó la Corte Interamericana de Derechos Humanos.  Además, la obligación de prohibir penalmente toda venta de niños y niñas ha sido afirmada por el Estado al ratificar el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la Venta de Niños, la Prostitución Infantil y la Utilización de Niños en la Pornografía. En esa ocasión, Argentina realizó, entre otras, una declaración interpretativa indicando su preferencia por una definición más amplia de venta que aquella prevista en el Artículo 2 del Protocolo, señalando además que “la venta de niños debe ser penalizada en todos los casos y no solo en aquellos enumerados en el artículo 3 párrafo 1.a” [del Protocolo: “(a) Por venta de niños se entiende todo acto o transacción en virtud del cual un niño es transferido por una persona o grupo de personas a otra a cambio de remuneración o de cualquier otra retribución.”

  • En este caso, la Corte Interamericana de Derechos Humanos consideró que: “El Estado no investigó la alegada ‘venta’ de M al matrimonio B-Z, dado que, como ha sido expresado entre otras autoridades por el Juez de Instrucción y por la Cámara de Apelaciones que intervinieron en la causa iniciada, tal hecho no configuraba una infracción penal. Ello a pesar que para entonces existía la obligación del Estado de adoptar todas las medidas, entre otras penales, para impedir la venta de niños y niñas, cualquiera sea su forma o fin.
  • Con base a lo anterior, la Corte concluye que el Estado incumplió su obligación de adoptar las disposiciones de derecho interno establecida en el artículo 2 de la Convención Americana de Derechos Humanos, en relación con los artículos 19, 8.1, 25.1 y 1.1 del mismo instrumento en perjuicio de la niña M y del señor Fornerón”.
    Ver párrafos 129 a 144 del fallo.

 


RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA:

PRINCIPIOS ÉTICOS DE ATENAS: Los miembros de la comunidad empresarial que se someten al compromiso ético de Atenas declaran e implementan una política de “tolerancia cero” contra la colaboración con cualquier tipo de entidad que se beneficie de la trata de personas de alguna manera. Este compromiso se extiende a los clientes, vendedores y socios de la empresa.

1. Demostraremos explícitamente nuestra tolerancia cero hacia la trata de personas, especialmente de mujeres y niños para su explotación sexual.

2. Contribuiremos a la prevención de la trata de personas al establecer campañas de sensibilización y educación.

3. Desarrollaremos una estrategia colectiva correspondiente a una política contra la trata de personas, que estará presente en todas nuestras actividades.

4. Aseguraremos que nuestro personal cumpla completamente con nuestra política contra la trata de personas.

5. Alentaremos a nuestros socios, incluyendo a nuestros proveedores, a implementar estos Principios Éticos en contra de la trata de personas.

6. Con el propósito de incrementar el cumplimiento, acudiremos a los gobiernos con el fin de iniciar la revisión de leyes y reglamentos relacionados directa o indirectamente con el desarrollo de políticas en contra de la trata de personas.

7. Reportaremos y compartiremos información respecto a las prácticas más efectivas en contra de la trata de personas.

56. El reconocimiento de la función del sector privado en la lucha contra la trata culminó en los Principios éticos de Atenas de 2006 bajo la dirección del Movimiento Internacional de Mujeres por la Paz de Suzanne Mubarak. El Movimiento ha sido fundamental para la movilización del sector privado y la concienciación respecto de su responsabilidad de participar en la lucha. En virtud de los Principios las empresas se comprometen voluntariamente, entre otras cosas, a aplicar una política de tolerancia cero a la trata de personas y a contribuir a su prevención, en particular mediante campañas de concienciación y actividades de educación. Esos compromisos se reafirmaron en la Declaración de Manama sobre “la encrucijada de la trata de personas” aprobada en 2009 en una conferencia celebrada en Bahrein. (A/65/288 – Relatora especial sobre la trata de personas, especialmente las mujeres y los niños)

 


Contra la trata de niños, niñas y adolescentes: Unión Inter-Parlamentaria y UNICEF. Manual dividido en tres secciones principales:

Sección 1 describe el fenómeno de la trata de niños, niñas y adolescentes.

Sección 2 se concentra en la explicación del entorno de protección necesario para evitar y combatir la trata de niños, niñas y adolescentes.

Sección 3 resume las varias acciones parlamentarias que pueden realizarse para combatir la trata de niños, niñas y adolescentes.

 

 


 

 Decreto 1281/2007 del Poder Ejecutivo Nacional (2/10/2007): Creación del Programa Nacional de Prevención y Erradicación de la Trata de Personas y de Asistencia a sus Víctimas

Publicación: B.O. 4/10/2007

VISTO el Expediente del Ministerio del Interior Cudap EXP-S02:0008569/2007; la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional de fecha 15 de noviembre de 2000, y su Protocolo Complementario para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños; la Convención sobre los Derechos del Niño de fecha 20 de noviembre de 1989; y el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la Venta de Niños, la Prostitución Infantil y la Utilización de los Niños en la Pornografía, aprobado por Ley Nº 25.763 en cuyo artículo 1º se expresa que dicho Protocolo fue adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en fecha 25 de mayo de 2000; y

CONSIDERANDO:

Que en cumplimiento de los tratados internacionales citados en el Visto, resulta política de Estado, la prevención en el rastreo detención de los responsables por el delito de trata de personas, así como la asistencia a sus víctimas y la sanción a los traficantes e intermediarios.

Que es dable destacar el reiterado compromiso de los Gobiernos y los Organismos Internacionales en legislar de modo tal que sea posible asistir a las víctimas, y prevenir el incremento del delito neutralizando las actividades de las organizaciones, las cuales, en redes internacionales, reproducen distintas formas de esclavitud.

Que la trata de personas no sólo involucra la explotación sexual, sino también múltiples actividades delictivas asociadas con prácticas esclavistas, como trabajos forzados, reducción a la servidumbre, secuestro, distintas formas de violencia, privación sistemática de la libertad y violaciones a los Derechos Humanos.

Que conforme lo hasta aquí expuesto, el Estado Nacional asume la responsabilidad de avanzar en una perspectiva ética destinada a asistir a las víctimas de este flagelo.

Que, por todo lo expuesto, se propicia la creación del “Programa Nacional de Prevención y Erradicación de la Trata de Personas y de Asistencia a sus Víctimas”, en el ámbito del MINISTERIO DEL INTERIOR.

Que ha tomado la intervención que le compete la DIRECCION GENERAL DE ASUNTOS JURIDICOS del MINISTERIO DEL INTERIOR.

Que la presente medida se dicta en uso de las atribuciones conferidas por el artículo 99 incisos 1 y 2 de la CONSTITUCION NACIONAL

Por ello,

EL PRESIDENTE DE LA NACION ARGENTINA DECRETA:

Artículo 1º – Créase el “Programa Nacional de Prevención y Erradicación de la Trata de Personas y de Asistencia a sus Víctimas”, en el ámbito del MINISTERIO DEL INTERIOR, siendo dicho Ministerio Autoridad de Aplicación. Para el logro de sus objetivos y en cumplimiento de sus funciones, éste podrá coordinar acciones con las provincias, con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y con los distintos organismos nacionales e internacionales.

Art. 2º – El programa tendrá a su cargo la realización de las funciones detalladas a continuación y, en general, de todas las gestiones tendientes a la prevención y erradicación de la trata de personas y asistencia a sus víctimas:

a) Promover la articulación interinstitucional entre organismos estatales y organizaciones de la sociedad civil y proponer protocolos de trabajo y asistencia interinstitucionales para la implementación de acciones destinadas a la prevención, la asistencia y la reinserción social de las víctimas;

b) Desarrollar acciones eficaces orientadas a aumentar la capacidad de detección, persecución y desarticulación de las redes de trata;

c) Asegurar a las víctimas el respeto y ejercicio pleno de sus derechos y garantías, proporcionándoles la orientación técnica a fin de su asistencia a servicios de atención integral gratuita (médica, psicológica, social, jurídica, entre otros);

d) Generar actividades que coadyuven en la capacitación y asistencia para la búsqueda y obtención de oportunidades laborales, conjuntamente con los organismos pertinentes;

e) Prevenir e impedir cualquier forma de re-victimización;

f) Asegurar que las víctimas reciban información sobre sus derechos, así como del estado de las actuaciones, las medidas adoptadas, y las diferentes etapas y consecuencias del proceso, en un idioma que comprendan y de manera acorde a su edad y madurez;

g) Organizar actividades de difusión, concientización, capacitación y entrenamiento acerca de la problemática de la trata, desde las directrices impuestas por el respeto a los derechos humanos, la perspectiva de género y las cuestiones específicas a la niñez y adolescencia. Especialmente deberá prever la capacitación de los funcionarios públicos que en razón del ejercicio de su cargo tuvieran contacto con las víctimas de este delito, con el fin de lograr la mayor profesionalización;

h) Promover el conocimiento sobre la temática de la trata de personas y desarrollar materiales para la formación docente inicial y continua, desde un enfoque de derechos humanos y desde una perspectiva de género, en coordinación con el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología;

i) Promover la realización de estudios e investigaciones sobre la problemática de la trata, su publicación y difusión periódicas;

j) Monitorear regularmente el cumplimiento y efectividad de las normas e instituciones vigentes destinadas a combatir la problemática de la trata de personas; en su caso recomendar la elaboración y aprobación de normas vinculadas con el objeto de esta ley necesarias para optimizar los recursos existentes; y, en general, participar en el diseño de las políticas y medidas necesarias para asegurar la eficaz protección y la asistencia a las víctimas;

k) Crear el Registro Nacional de Datos vinculados con el delito de trata de personas, como sistema permanente y eficaz de información y monitoreo cuantitativo y cualitativo que facilite la implementación del presente Decreto. A tal fin se deberá relevar periódicamente toda la información que pueda ser útil para combatir este delito y asistir a sus víctimas. Se solicitará a los funcionarios policiales, judiciales y del Ministerio Público la remisión de los datos requeridos a los fines de su incorporación en el Registro;

I) Impulsar la coordinación de los recursos públicos y privados disponibles para la prevención y asistencia a las víctimas, aportando o garantizando la vivienda indispensable para asistirlas durante los primeros días subsiguientes a su rescate;

m) Promover la articulación con organismos regionales e internacionales de prevención y monitoreo de la trata de personas;

n) Promover la cooperación entre Estados y la adopción de medidas de carácter bilateral y multilateral destinadas a monitorear, prevenir y erradicar la trata;

o) Implementar una línea telefónica gratuita nacional destinada a la recepción de denuncias y consultas de inquietudes.

Art. 3º – Los gastos que demande el cumplimiento del Programa se imputarán al presupuesto del MINISTERIO DEL INTERIOR.

Art. 4º – Comuníquese, publíquese, dése a la DIRECCION NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese.

– KIRCHNER. – Alberto A. Fernández. – Aníbal D. Fernández. – Alberto J. B. Iribarne. – Daniel F. Filmus



 

Resolución 746/2007 del Ministerio de Justicia  y Derechos Humanos de la Nación del 13/7/2007. Publicada en el Boletín Oficial el 27/7/2007: Créase el Programa de Prevención de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas.Objetivos (Anexo I)

Bs.As., 13/7/2007
VISTO la Ley Nº 25.632, y CONSIDERANDO:

Que la trata de personas, considerada la esclavitud del siglo XXI, configura en la actualidad la tercera actividad lucrativa ilegal en el mundo, y constituye un problema social de estructura global.

Que las cifras proporcionadas por organismos internacionales tales como el FONDO DE POBLACION DE LAS NACIONES UNIDAS (UNFPA), la UNION EUROPEA y la ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO (OIT), indican que millones de personas, en su mayoría mujeres y niños, son víctimas de este lamentable fenómeno.

Que la Ley Nº 25.632, sancionada en agosto de 2002, ratificó la CONVENCION INTERNACIONAL CONTRA LA DELINCUENCIA ORGANIZADA TRANSNACIONAL. Allí se establece, entre otras cosas, el deber del Estado de prevenir la trata de personas, así como la asistencia y protección a sus víctimas respetando sus derechos humanos.

Que el PROTOCOLO PARA PREVENIR, REPRIMIR Y SANCIONAR LA TRATA DE PERSONAS, ESPECIALMENTE MUJERES Y NIÑOS que complementa dicha Convención, establece el deber de protección hacia las víctimas en cuanto a su privacidad, identidad, recuperación física, psicológica y social, asesoramiento e información —en particular con respecto a sus derechos jurídicos—, asistencia médica, psicológica y el otorgamiento de oportunidades de empleo, educación y capacitación.

Que testimonios recogidos devenidos en señal de alerta, dan cuenta de la necesidad de actuar no sólo en los casos de trata transnacional, sino también en aquellos casos de trata interna.

Que el Convenio Nº 182 de la ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO (OIT) SOBRE LA PROHIBICION DE LAS PEORES FORMAS DE TRABAJO INFANTIL, dispone que los Estados Partes adoptarán las medidas inmediatas y efectivas para conseguir la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluyendo entre las mismas la utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la prostitución, la producción de pornografía o actuaciones pornográficas.

Que debido a las características complejas que presenta este fenómeno en cuanto al abordaje de asistencia a las víctimas resulta necesario, a fin del desarrollo de una política pública integral en la materia, articular acciones conjuntamente con otras áreas de gobierno mediante la celebración de convenios de cooperación institucional.

Que desde la perspectiva de la prevención, resulta relevante el rol a desarrollar por el Estado en cuanto a la difusión de los derechos y sus alcances, ya que el pleno cumplimiento de la garantía constitucional de igualdad ante la ley se logra cuando ésta es conocida en su contenido y ejercicio.

Que se encuentra dentro de la competencia del MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS DE LA NACION la promoción y defensa de los Derechos Humanos.

Que en ese marco y por las razones precedentemente enunciadas, resulta procedente, a criterio del suscripto, la creación de un Programa que se aboque específicamente al tratamiento del lamentable flagelo que constituye la trata de personas y procure el diseño de estrategias que permitan encarar acciones efectivas de prevención, procurando la protección y asistencia debida a quienes han resultado víctimas del mismo.

Que la presente medida se dicta en uso de las facultades conferidas por el Decreto Nº 163 de fecha 2 de marzo de junio de 2005 (modificado por el Decreto Nº 988 del 19 de agosto de 2005) y por el artículo 4, inciso b), apartado 9 de la Ley de Ministerios (T.O.1992) y sus modificatorias.

Por ello, EL MINISTRO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS RESUELVE:

ARTICULO 1º — Créase el PROGRAMA DE PREVENCION DE LA TRATA DE PERSONAS Y ASISTENCIA A SUS VICTIMAS, que actuará bajo la dependencia directa del suscripto.

ARTICULO 2º — El Programa creado en el artículo 1º tendrá los objetivos señalados en el ANEXO I, integrante de la presente, y contará con una COORDINACION EJECUTIVA encargada de asistir al suscripto en el diseño e implementación de las políticas de prevención y asistencia a las víctimas de la trata y un CONSEJO CONSULTIVO encargado de formular recomendaciones a la COORDINACION EJECUTIVA en lo atinente al diseño y ejecución de proyectos, así como de líneas de acción tendientes al cumplimiento de los objetivos del Programa.

ARTICULO 3º — El CONSEJO CONSULTIVO referido en el artículo 2º estará integrado por enlaces de las diferentes áreas de gobierno involucradas en la temática de la trata de personas, cuya incorporación se instrumentará con la celebración de los respectivos Convenios de Articulación.

ARTICULO 4º — Comuníquese, publíquese, dése a la DIRECCION NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese.

— Alberto J.B.Iribarne.

ANEXO I

OBJETIVOS DEL PROGRAMA DE PREVENCION DE LA TRATA DE PERSONAS Y ASISTENCIA A SUS VICTIMAS

1.- Prevenir y combatir la trata de personas.

2.- Informar, difundir y capacitar sobre el pleno ejercicio de los derechos humanos, los conceptos fundamentales relativos a la trata de personas, y los marcos normativos nacionales e internacionales que rigen la materia.

3.- Colaborar con organismos públicos y privados a fin de llevar un registro actualizado de información atinente a la trata de personas.

4.- Colaborar con otras áreas de gobierno y/o entidades particulares vinculadas a la materia, con el fin de llevar adelante acciones conjuntas de prevención y asistencia a las víctimas de trata de personas.

6.- Actuar con celeridad y eficacia en la asistencia de las víctimas y la eventual derivación del caso por la vía estatal que corresponda.

7.- Participar en campañas de prevención y de concientización pública destinadas a informar sobre la trata de personas.

 

LEY 26.364 PREVENCION Y SANCION DE LA TRATA DE PERSONAS Y ASISTENCIA A SUS VICTIMAS

Disposiciones Generales. Derechos de las Víctimas. Disposiciones Penales y Procesales. Disposiciones Finales.

Sancionada: 09/04/2008 – Promulgada: 29/04/2008 – Publicada: 30/04/2008

 


CASOS DE TRATA EN EL MUNDO:

E/2012/NGO/46 – 23/4/2012: TRATA EN KIRGUISTÁN

La situación de inestabilidad económica y la ausencia de seguridad social han dado lugar a un aumento en el número de personas que viven en la pobreza. Según las estadísticas, el nivel de pobreza en Kirguistán en 2011 fue del 36 por ciento, y un 7 por ciento de la población vive en la extrema pobreza (de acuerdo con el informe del Ministerio de la Juventud, Trabajo y Empleo de 2011).
La consecuencia de esta situación es un gran número de problemas sociales, tales como:
– Un alto nivel de trabajo infantil, incluso de niños que se ven obligados a abandonar la escuela para trabajar. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, alrededor de 120.000 niños de Kirguistán en la actualidad no asisten a la escuela
– El crecimiento de la delincuencia juvenil, causado por factores como la situación económica en el país, la falta de trabajo educativo y las condiciones desfavorables en la familia
– La migración masiva de los ciudadanos de Kirguistán a Kazajstán, la Federación de Rusia y otros países, donde se convierten en víctimas de la esclavitud y la trata de personas. Según datos recientes, más de 1 millón de personas de Kirguistán trabajan actualmente en Kazajstán, la Federación de Rusia y otros países

Puede mencionarse como ejemplo un caso reciente en Krasnodar (Federación de Rusia), donde 76 ciudadanos kirguises viven en la esclavitud. Después de haberse trasladado allí para trabajar en una obra de construcción, con la promesa de un buen sueldo, inmediatamente después de su llegada se les retiraron sus pasaportes, y luego se les propinaron golpes, y se encuentran en condiciones inhumanas y obligados a trabajar. Uno de los propietarios de “esclavos” les indicó que le debían una gran suma de dinero, ya que él había pagado los gastos de viaje para que llegaran a Rusia, y mientras no hubieran trabajado para pagar la deuda, no se les restituirían sus pasaportes, ni se les pagaría un sueldo. Entre los ciudadanos de Kirguistán hay mujeres, algunas de ellas embarazadas, y menores de edad.
Tales casos son comunes en toda la Federación de Rusia.

En 2011, 102 ciudadanos kirguises murieron en la Federación de Rusia, incluyendo 19 en los dos últimos meses del año. Las causas de muerte en la mayoría de los casos fueron conflictos nacionales y lesiones recibidas en el lugar de trabajo. Muchos ciudadanos de Kirguistán también viven en la esclavitud en Kazajstán.

Por ejemplo, un individuo kirguís de 24 años de edad, llamado Mirzat Osmonov, pasó cuatro años en esclavitud. Se fue al país vecino con su hermano a trabajar, pero se vio obligado a trabajar gratis. Su hermano, quien se negó a ser sometido a esclavitud, murió a raíz de los golpes que le propinaron, y Mirzat se escapó. Durante casi un año trató de regresar a casa.

La organización puede enunciar cientos de ejemplos de este tipo. Los ciudadanos kirguises sujetos al fraude no sólo están obligados a cumplir trabajos forzosos, sino también son víctimas de golpes, violaciones e incluso asesinatos en otros países.

La organización (Comité de Derechos Humanos de Kirguistán, organización no gubernamental reconocida como entidad consultiva por el Consejo Económico y Social de Naciones  Unidas) está muy preocupada por la trata de personas y los problemas de la esclavitud moderna en Kirguistán. Hace un llamamiento al Gobierno de Kirguistán para que adopte medidas más serias y no haga caso omiso de los problemas y cuestiones pendientes vinculadas con la trata de personas.