Derecho a una vida libre de violencia

Resolución 746/2007 del 13/7/2007. Publicada en el Boletín Oficial el 27/7/2007: Créase el Programa de Prevención de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas.Objetivos (Anexo I). MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS

Bs.As., 13/7/2007
VISTO la Ley Nº 25.632, y CONSIDERANDO:

Que la trata de personas, considerada la esclavitud del siglo XXI, configura en la actualidad la tercera actividad lucrativa ilegal en el mundo, y constituye un problema social de estructura global.

Que las cifras proporcionadas por organismos internacionales tales como el FONDO DE POBLACION DE LAS NACIONES UNIDAS (UNFPA), la UNION EUROPEA y la ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO (OIT), indican que millones de personas, en su mayoría mujeres y niños, son víctimas de este lamentable fenómeno.

Que la Ley Nº 25.632, sancionada en agosto de 2002, ratificó la CONVENCION INTERNACIONAL CONTRA LA DELINCUENCIA ORGANIZADA TRANSNACIONAL. Allí se establece, entre otras cosas, el deber del Estado de prevenir la trata de personas, así como la asistencia y protección a sus víctimas respetando sus derechos humanos.

Que el PROTOCOLO PARA PREVENIR, REPRIMIR Y SANCIONAR LA TRATA DE PERSONAS, ESPECIALMENTE MUJERES Y NIÑOS que complementa dicha Convención, establece el deber de protección hacia las víctimas en cuanto a su privacidad, identidad, recuperación física, psicológica y social, asesoramiento e información —en particular con respecto a sus derechos jurídicos—, asistencia médica, psicológica y el otorgamiento de oportunidades de empleo, educación y capacitación.

Que testimonios recogidos devenidos en señal de alerta, dan cuenta de la necesidad de actuar no sólo en los casos de trata transnacional, sino también en aquellos casos de trata interna.

Que el Convenio Nº 182 de la ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO (OIT) SOBRE LA PROHIBICION DE LAS PEORES FORMAS DE TRABAJO INFANTIL, dispone que los Estados Partes adoptarán las medidas inmediatas y efectivas para conseguir la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluyendo entre las mismas la utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la prostitución, la producción de pornografía o actuaciones pornográficas.

Que debido a las características complejas que presenta este fenómeno en cuanto al abordaje de asistencia a las víctimas resulta necesario, a fin del desarrollo de una política pública integral en la materia, articular acciones conjuntamente con otras áreas de gobierno mediante la celebración de convenios de cooperación institucional.

Que desde la perspectiva de la prevención, resulta relevante el rol a desarrollar por el Estado en cuanto a la difusión de los derechos y sus alcances, ya que el pleno cumplimiento de la garantía constitucional de igualdad ante la ley se logra cuando ésta es conocida en su contenido y ejercicio.

Que se encuentra dentro de la competencia del MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS DE LA NACION la promoción y defensa de los Derechos Humanos.

Que en ese marco y por las razones precedentemente enunciadas, resulta procedente, a criterio del suscripto, la creación de un Programa que se aboque específicamente al tratamiento del lamentable flagelo que constituye la trata de personas y procure el diseño de estrategias que permitan encarar acciones efectivas de prevención, procurando la protección y asistencia debida a quienes han resultado víctimas del mismo.

Que la presente medida se dicta en uso de las facultades conferidas por el Decreto Nº 163 de fecha 2 de marzo de junio de 2005 (modificado por el Decreto Nº 988 del 19 de agosto de 2005) y por el artículo 4, inciso b), apartado 9 de la Ley de Ministerios (T.O.1992) y sus modificatorias.

Por ello, EL MINISTRO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS RESUELVE:

ARTICULO 1º — Créase el PROGRAMA DE PREVENCION DE LA TRATA DE PERSONAS Y ASISTENCIA A SUS VICTIMAS, que actuará bajo la dependencia directa del suscripto.

ARTICULO 2º — El Programa creado en el artículo 1º tendrá los objetivos señalados en el ANEXO I, integrante de la presente, y contará con una COORDINACION EJECUTIVA encargada de asistir al suscripto en el diseño e implementación de las políticas de prevención y asistencia a las víctimas de la trata y un CONSEJO CONSULTIVO encargado de formular recomendaciones a la COORDINACION EJECUTIVA en lo atinente al diseño y ejecución de proyectos, así como de líneas de acción tendientes al cumplimiento de los objetivos del Programa.

ARTICULO 3º — El CONSEJO CONSULTIVO referido en el artículo 2º estará integrado por enlaces de las diferentes áreas de gobierno involucradas en la temática de la trata de personas, cuya incorporación se instrumentará con la celebración de los respectivos Convenios de Articulación.

ARTICULO 4º — Comuníquese, publíquese, dése a la DIRECCION NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese.

— Alberto J.B.Iribarne.

ANEXO I

OBJETIVOS DEL PROGRAMA DE PREVENCION DE LA TRATA DE PERSONAS Y ASISTENCIA A SUS VICTIMAS

1.- Prevenir y combatir la trata de personas.

2.- Informar, difundir y capacitar sobre el pleno ejercicio de los derechos humanos, los conceptos fundamentales relativos a la trata de personas, y los marcos normativos nacionales e internacionales que rigen la materia.

3.- Colaborar con organismos públicos y privados a fin de llevar un registro actualizado de información atinente a la trata de personas.

4.- Colaborar con otras áreas de gobierno y/o entidades particulares vinculadas a la materia, con el fin de llevar adelante acciones conjuntas de prevención y asistencia a las víctimas de trata de personas.

6.- Actuar con celeridad y eficacia en la asistencia de las víctimas y la eventual derivación del caso por la vía estatal que corresponda.

7.- Participar en campañas de prevención y de concientización pública destinadas a informar sobre la trata de personas. 


 MATERIALES SOBRE TRATA DE PERSONAS:

Presentación sobre “Las geografías del género.  Globalización, género y derechos sexuales y reproductivos. Diferencia entre trata de personas y tráfico ilícito de migrantes”.

La trata de personas ha sido reconocida por la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer (también llamada Convención de Belém do Pará) como una de las formas de violencia contra la mujer (art.2), porque  la mayoría de sus víctimas son mujeres y niños.

Artículo 2 de la Convención de Belém do Pará:

Se entenderá que violencia contra la mujer incluye la violencia física, sexual y psicológica:

que tenga lugar dentro de la familia o unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio que la mujer, y que comprende, entre otros, violación, maltrato y abuso sexual;
que tenga lugar en la comunidad y sea perpetrada por cualquier persona y que comprende, entre otros, violación, abuso sexual, tortura, trata de personas, prostitución forzada, secuestro y acoso sexual en el lugar de trabajo, así como en instituciones educativas, establecimientos de salud o cualquier otro lugar, y
que sea perpetrada o tolerada por el Estado o sus agentes, dondequiera que ocurra.

También en el ámbito de la Organización de Estados Americanos (OEA), conforme a lo dispuesto por la resolución AG/RES. 2019 (XXXIV-O/04 y como resultado de la labor de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), con el apoyo financiero del Gobierno de los Estados Unidos, se ha establecido en la CIM el cargo de Coordinador sobre el Tema de la Trata de Personas. La respectiva unidad se encarga de coordinar las actividades contra la trata de personas en la OEA. El Coordinador de la OEA sobre la trata de personas, especialmente mujeres, adolescentes, niñas y niños, comenzó sus actividades en el verano boreal de 2004.

 INFORME ANUAL SOBRE EL COMBATE CONTRA EL DELITO DE LA TRATA DE PERSONAS, ESPECIALMENTE MUJERES, ADOLESCENTES, NIÑAS Y NIÑOS EN LAS AMÉRICAS, presentado por la Comisión Interamericana de Mujeres (5/5/2005)

 En el marco del MERCOSUR, la Reunión de Altas Autoridades Competentes en Derechos Humanos y Cancillerías del MERCOSUR y Estados Asociados (RADDHH) emitió las  Recomendaciones sobre derechos y asistencia a las niñas, niños y adolescentes víctimas de trata, tráfico, explotación sexual y/o venta. Decisión Nº 1. La ponencia fue presentada en el mes de marzo de 2006 en el marco de la III Reunión realizada en Buenos Aires, donde comenzó su análisis y evaluación, hasta su aprobación

 DescargarLa Reunión de Altas Autoridades Competentes en Derechos Humanos y Cancillerías del MERCOSUR y Estados Asociados (RADDHH) fue creada el 16 de diciembre de 2004 (Decisión del Consejo del Mercado Común MERCOSUR/CMC/DEC. Nº 40/04: CREACIÓN DE LA REUNIÓN DE ALTAS AUTORIDADES SOBRE DERECHOS HUMANOS DEL MERCOSUR) durante la Cumbre Presidencial de Ouro Preto (Minas Gerais) y comenzó a funcionar en mayo de 2005 como un foro interestatal para el análisis y definición de políticas públicas de derechos humanos. La integran los representantes de los países miembros, es decir Brasil, Uruguay, Paraguay, Venezuela y Argentina; y los países adherentes Colombia, Chile, Perú, Ecuador y Bolivia).   Documentación.

 

Antecedente: En 1957 Argentina ratificó el Convenio para la represión de la trata de personas y explotación de la prostitución ajena (ONU 1949)

Argentina ratificó la Convención contra la delincuencia organizada transnacional, mediante la ley  25.632 del 1/8/2002, promulgada el 29/8/2002 y publicada en el B.O. del 30/8/2002.

   La Ley 25.632 aprueba la citada Convención y sus protocolos complementarios para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños y contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, mar y aire.
“ARTICULO 1° — Apruébase la Convención Internacional contra la Delincuencia Organizada Transnacional, que consta de cuarenta y un (41) artículos, y sus protocolos complementarios:
 A) para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que consta de veinte (20) artículos, y B) contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, mar y aire, que consta de veinticinco (25) artículos y cuyas fotocopias autenticadas forman parte de la presente ley. “

El “Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas particularmente mujeres y niños” complementa la Convención contra la delincuencia organizada transnacional

Artículo 3 del Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas particularmente mujeres y niños: Definiciones 
“Para los fines del presente Protocolo:
a) Por “trata de personas” se entenderá la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos;
b) El consentimiento dado por la víctima de la trata de personas a toda forma de explotación intencional descrita en el apartado a) del presente artículo no se tendrá en cuenta cuando se haya recurrido a cualquiera de los medios enunciados en dicho apartado;
c) La captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de un niño con fines de explotación se considerará “trata de personas” incluso cuando no se recurra a ninguno de los medios enunciados en el apartado a) del presente artículo;
d) Por “niño” se entenderá toda persona menor de 18 años”.

En el artículo 3 del Protocolo, se establece que se entenderá por trata de personas:

La captación, el transporte, el traslado, la acogida o recepción de personas
Recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaños, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios
Para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra
Con fines de Explotación

Fines de explotación:
Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.

Tendencias actuales: Globalización del delito, aumento de la explotación sexual, esp. de mujeres, niños y niñas, comercialización de los órganos.

El Protocolo penaliza la trata como
►Un solo delito
Una combinación de delitos

Obligación asumida:
Penalizar la trata como una combinación de elementos constitutivos
No de elementos en si

Toda conducta que combine cualquiera de las acciones y medios enumerados y se lleve a cabo con algunos de los fines enunciados debe penalizarse como trata

En la trata de personas se combinan:

3 ELEMENTOS CONSTITUTIVOS:ACTOS +  MEDIOS + EXPLOTACION

ACTOS: CAPTACION, TRANSPORTE, TRASLADO, ACOGIDA, RECEPCION DE PERSONAS

MEDIOS: AMENAZA, USO DE LA FUERZA Y/O OTRAS FORMAS DE COACCION; Y/O EL RAPTO Y/O EL FRAUDE Y/O EL ENGAÑO Y/O EL ABUSO DE PODER Y/O EL ABUSO DE UNA POSICION DE VULNERABILIDAD Y/O CANCESION O RECEPCION DE PAGOS O BENEFICIOS
PARA OBTENER EL CONSENTIMIENTO DE UNA PERSONA QUE TENGA AUTORIDAD SOBRE OTRA

EXPLOTACION: DE LA PROSTITUCION AJENA U OTRAS FORMAS DE EXPLOTACION SEXUAL Y/O TRABAJOS O SERVICIOS FORZADOS Y/ESCLAVITUD O PRACTICA ANALOGAS A LA ESCLAVITUD Y/O KA SERVIDUMBRE Y/O EXTRACCION DE ORGANOS Y/O OTROS ASPECTOS

La trata puede ser:

Interna: Sin cruce de fronteras internacionales. Nacionales en el territorio nacional
Internacional: Extranjeros en un país del que no son nacionales. En este caso la trata puede incluir tráfico

ATENCION: aunque es frecuente que las personas extranjeras posteriormente explotadas hayan ingresado legalmente al país 

Diferencia con el tráfico ilícito de migrantes:

Art.3 del Protocolo contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, Mar y aire, que complementa la Convención de ONU contra la Delincuencia Organizada Transnacional

Es un delito contra el Estado. Una infracción a la ley migratoria

Consiste en la facilitación de la entrada ilegal de una persona a un Estado Parte del cual dicha persona no sea nacional o residente permanente
Fin: obtener un beneficio financiero u otro beneficio de orden material 

En la trata de personas,  hay comercio de seres humanos: MUJERES, NIÑOS y HOMBRES
Con fines de explotación
Es un delito contra las personas (violación de Derechos Humanos)

Sus componentes son:
Reclutamiento forzado, mediante engaño, coerción, fraude total o parcial, etc.
Transporte orig/trans/destino dentro del mismo Estado o con cruce de fronteras
Finalidad: explotación