Derechos de la infancia y la adolescencia

Infancia privada de la libertad en la provincia de Buenos Aires

 

 

Un chico de 14 años fue privado de la libertad con fundamento en este artículo sobre cuya inconstitucionalidad la doctrina había alertado en 2007, considerando que la disposición normativa se hallaba en franca contraposición con lor principios del nuevo sistema de “protección integral de derechos” , con la Convención sobre los Derechos del Niño de raigambre constitucional en la  Argentina (art.75 inc,22 Constitución Nacional) y con la Observación General N° 10 del Comité de los Derechos del Niño.

A pesar de los esfuerzos de la provincia de Buenos Aires por derogar el Patronato del Estado y adecuar su derecho a la Convención sobre los Derechos del Niño, en esta disposición normativa sobrevivió travestida la vieja institución cuya resistencia y afianzamiento quedan demostrados una vez más.

 

El artículo estaba vigente y fue usado por  la Cámara Civil y Comercial. Sala II de Morón: FALLO  “R., S. A. s/Robo Calificado por uso de arma de fuego Tenencia ilegal de arma de guerra en concurso real entre si” – Causa Nº 58.232 R.S.179/10 – 13/9/2010

 

 ♦  ♦  ♦  ♦  ♦

 

¿CONSTITUCIONALIDAD DEL ART.64 DE LA LEY 13634?  por María Silvia Villaverde, Revista AbeledoPerrot Buenos Aires, N°12/2007 (cap.III)

Comparto con Uds. un extracto de un texto de mi autoría en el que se anunciaba la presencia de este agujero negro del sistema, publicado en  la Revista AbeledoPerrot Buenos Aires, N°12/2007 (cap.III), que pueden LEER COMPLETO.

 

“La ley bonaerense 13.634, complementaria de la ley 13.298,  cuando en el art.32 (el primero del  Capítulo II sobre Disposiciones Generales del Proceso Penal), dispone que:

“El presente régimen es aplicable a todo niño punible, según la legislación nacional, imputado de delito en jurisdicción territorial de la provincia”.

 

La legislación nacional a la que remite la norma provincial es el art.1 del Decreto-Ley 22.278 sobre el Régimen Penal de la Minoridad: “No es punible el menor que no haya cumplido 16 años de edad.”

 

Así, en la República Argentina la edad mínima a efectos de la responsabilidad penal juvenil ha sido fijada en 16 años.

 

Por lo tanto, si conforme al art.64 de la ley 13.634, el régimen de la responsabilidad penal juvenil ha de aplicarse a todo niño punible, según  la legislación nacional, quedan excluidos de su ámbito los niños que no hayan cumplido 16 años de edad.

 

Sobre este punto, en el párrafo 31 de la Observación General Nro.10, el Comité precisa que  edad mínima a los efectos de la responsabilidad penal (EMRP) significa que:

 

“Los niños que cometen un delito cuando todavía no han cumplido esa edad mínima no  podrán considerarse responsables en un procedimiento penal. Incluso niños (muy) jóvenes tienen la capacidad de infringir la ley penal, pero si cometen un delito antes de la edad mínima establecida el presupuesto irrefutable es que no pueden ser formalmente acusados ni considerárseles responsables en un procedimiento penal. Si es necesario, podrán adoptarse medidas especiales de protección en el interés superior de esos niños.”

En consonancia con ello, el art.63 del Capítulo VI de la ley 13.634, titulado “De los niños inimputables” contempla la situación del niño “que no haya alcanzado la edad establecida por la legislación nacional para habilitar su punibilidad penal” en estos términos:

“Comprobada la existencia de un hecho calificado por la Ley como delito, y presumida la intervención de un niño que no haya alcanzado la edad establecida por la legislación nacional para habilitar su punibilidad penal, el Agente Fiscal solicitará al Juez de Garantías su sobreseimiento.

 

Sin perjuicio del cierre del proceso penal respecto del niño, si se advirtiere la existencia de alguna vulneración de sus derechos específicos, el Juez de Garantías establecerá la pertinencia de aplicar alguna de las medidas de Protección Integral de Derechos establecidas en la Ley N° 13.298, en cuyo caso solicitará la intervención del Servicio de Protección de Derechos correspondiente y comunicará tal decisión a su representante legal o ante su ausencia al Asesor de Incapaces.”

 

A los fines de una adecuada interpretación de la disposición transcripta, recuérdese que el art.33 de la  ley 13.298 dispone que: “En ningún caso una medida de protección de derechos ha de significar la privación de libertad ambulatoria del niño”.

 

Recuérdese que, según el art.11.b) de las Reglas de las Naciones Unidas para la Protección de los menores privados de la libertad – reglas que de conformidad con el art.10 de la ley 13.298 se consideran principios interpretativos del sistema:

 “Por privación de libertad se entiende toda forma de detención o encarcelamiento, así como el internamiento en un establecimiento público o privado del que no se permita salir al menor por su propia voluntad, por orden de cualquier autoridad judicial, administrativa u otra autoridad pública”. (el destacado me pertenece).

 

Conforme al sentido amplio de la privación de libertad, adoptado por el sistema internacional de Naciones Unidas y por nuestro sistema local, no solamente es  privación de libertad la que se autodenomina como pena,  sino toda modalidad de  detención, prisión, encarcelamiento, o internación  en establecimientos de los que no se permita salir a los niños o adolescentes por su propia voluntad.

Sin embargo,  en el art.64 del mismo Capítulo VI sobre los Niños Inimputables prevé una excepción incompatible con el texto y con la interpretación más reciente del derecho internacional de derechos humanos vigente (art.40.3 a. de la Convención sobre los Derechos del Niño y párrafos 31 y 34 de la Observación General Nro.10 sobre “Los derechos de los niños en la justicia juvenil” del Comité de los Derechos del Niño – 25/4/2007)

 

Según la redacción del art.64 de la ley 13.634: En casos de extrema gravedad en los que las características del hecho objeto de intervención del sistema penal aconsejen la restricción de la libertad ambulatoria del niño inimputable, el Fiscal podrá requerir al Juez de Garantías el dictado de una medida de seguridad restrictiva de libertad ambulatoria, en los términos previstos por la legislación de fondo”. (el resaltado me pertenece)

 

Precisamente, en el párrafo 34 – ya mencionado -de la Observación General Nro.10, el Comité expresa su preocupación por la práctica de prever excepciones a la edad mínima a los efectos de la responsabilidad penal (EMRP), que permite la aplicación de una edad mínima menor a efectos de responsabilidad penal  en los casos en que, por ejemplo, se acuse al niño de haber cometido un delito grave  – este es el caso del art.64 de la ley 13.634– o cuando se considere que el niño está suficientemente maduro para considerársele responsable penalmente.

 

Ante ello,  el Comité “recomienda firmemente que los Estados Partes fijen una EMRP que no permita, a título de excepción, la utilización de una edad menor.”

 

Siguiendo la recomendación del Comité y en coincidencia con los autores que han identificado metafóricamente al art.64 de la ley 13.634 con  “el agujero negro de las nuevas leyes de infancia de la Provincia de Buenos Aires” [1], deviene preciso “su urgente revisión, tanto en términos normativos como a la hora de su implementación práctica”, a fin de que el sistema de responsabilidad penal juvenil bonaerense armonice plenamente con la Convención sobre los Derechos del Niño,  en particular los artículos 37, 40 y 39, y con las demás normas de las Naciones Unidas en la esfera de la justicia de juvenil, como las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para la administración de la justicia de menores (Reglas de Beijing); las Directrices de las Naciones Unidas para la prevención de la delincuencia juvenil (Directrices de RIAD); las Reglas de las Naciones Unidas para la protección de los menores privados de libertad (Reglas de La Habana); las Directrices de Acción sobre el Niño en el Sistema de Justicia Penal, elaboradas en Viena (1997); y las recomendaciones de la Observación general Nº 10 (2007) del Comité, sobre los derechos del niño en la justicia penal juvenil.”

Cámara Civil y Comercial. Sala II de Morón: FALLO  “R., S. A. s/Robo Calificado por uso de arma de fuego Tenencia ilegal de arma de guerra en concurso real entre si” – Causa Nº 58.232 R.S.179/10 – 13/9/2010

 

[1] En coincidencia, Blanck, Ernesto,” El agujero negro de las nuevas leyes de infancia de la Provincia de Buenos Aires”, http://www.surargentina.org.ar/agujeronegro.htm  (Fundación Sur Argentina).

En el mismo sentido, el Dr.Emilio García Méndez en la “Jornada de Debate: Fuero de Familia y Fuero Penal del Niño, Desafíos de la Nueva Legislación Bonaerense”, organizada por la  Unión de Magistrados y Funcionarios del Departamento Judicial de Lomas de Zamora y la Fundación Conurbano (Espacio Abierto para construir ciudadanía), que se desarrolló en la  Sala de Juicios Orales del Edificio de Tribunales de Lomas de Zamora, el  17 de julio de 2007